Los shampoo sin sal se convirtieron en uno de los productos de cuidado capilar más populares por sus cualidades en cuanto al mantenimiento y reparación de cabello dañado. Esta clase de shampoo sin sales son recomendados para los cabellos maltratados, procesados químicamente y pelos con demasiado frizz.

Totalmente opuesto al champú normal que contienen ácidos sulfúricos como lo son los sulfatos y las sales para limpiar de manera profunda el cabello que a largo plazo puede resecar el cabello y debilitarlo, los shampoo sin sal no contienen esta clase de componentes por lo cual actúa de forma más benévola con el pelo y cuero cabelludo.

¿Qué función cumple el shampoo sin sal y sin sulfatos?

Los shampoo sin sales están formulados especialmente para brindar cualidades similares a la de los productos con sal tradicionales, pero sin estas últimas. La falta de sal en los shampoo mantiene la estructura natural, hidrata la fibra capilar y disminuye significativamente el frizz.

Estos productos carentes de sal proporcionan una limpieza optima del pelo sin alterar el Ph del cuero cabelludo, conservando los aceites naturales del mismo y fortaleciendo cada hebra. En el mercado usualmente se pueden encontrar:

Shampoo sin sal

Este es ideal para cabellos secos, débiles y maltratados. Suelen tener ingredientes como aceites para aportarle hidratación y suavidad al cabello.

Shampoo sin sal ni sulfatos

Los productos sin sulfatos tienen una textura mayormente líquida y no incluyen un olor. Usualmente brindan hidratación al cuero cabelludos y mantienen el pelo limpio y suave.

Shampoo sin sal con keratina u otros componentes

Estos shampoo están pensados especialmente para los cabellos profundamente maltratados, tinturados y con un proceso de alisado. Son ideales porque mantiene el liso por mucho más tiempo, recuperan y fortalecen la fibra capilar.

Beneficios del shampoo sin sal

  • Ayuda a hidratar y reparar los cabellos dañados.
  • Reduce y controla el frizz.
  • Minimiza la irritación en el cuero cabelludo.
  • Prolonga por mucho más tiempo el color de las tinturas para el cabello.
  • Mantiene los resultados de la keratina, botox capilar y otros alisados.

¿Cómo identificar el shampoo sin sal?

La manera más sencilla y fácil de identificar un shampoo sin sal es prestando atención la envoltura del producto y verificando al reverso del frasco cuales son los ingredientes de fabricación. En la mayoría de los productos sin sales se puede observar una inscripción bastante visible en la parte delantera con las palabras “Sin sales ni sulfatos”, mientras que en los componentes numerados en la posterior no se deben incluir los siguientes:

  • Sodium Lauryl Sulfate.
  • Sodium Laureth Sulfate.
  • Potassium Chloride.
  • Sodium Gluconate o Sodium Benzoate.

Entre otras maneras de reconocer cuando estamos ante un producto sin sal es mediante la textura, los shampoo carentes de sal son más ligeros y no generan tanta espuma cuando se mezclan con el agua como los champús normales.

¿Es lo mismo champú sin sal que sin sulfatos?

Erróneamente las personas suelen cree que las sales son lo mismo que los sulfatos, pero existe una gran equivocación en cuestión de ambos términos. Cada uno de estos componentes tan comunes en los shampoo tienen propósitos muy distintos.

Los shampoo sin sal o sin cloruro de sodio tiene como objetivo principal aportar textura y estructura al mismo. Mientras los productos sin sulfatos carecen de un componente llamado lauril sulfato una clase de sal procedente del ácido sulfúrico (no tóxico), usado en los shampoo por sus propiedades de limpieza. En algunos casos las mujeres suelen evitar los productos con sulfatos porque puede ocasionar irritación en el cuero cabelludo y elimina los aceites naturales del cabello.

¿Para qué clase de cabello es ideal el shampoo sin sal?

El uso de los shampoo sin sal se aconseja para ciertos cabellos con los siguientes problemas:

  • Cabellos con keratinas y otra clase de alisados permanentes, pues las sales de los shampoo normales elimina el producto por completo.
  • En pelos con frizz.
  • En melenas con procesos químicos como tintes y decoloraciones.
  • Es ideal para personas con cabellos secos y maltratados porque ofrece una hidratación de raíces a puntas.
  • Se recomienda para cabellos crespos y rizados.

¿Por qué preferir un shampoo sin sal?

La razón principal para preferir los productos de cuidado capilar sin sal es porque son benévolos con el cuero cabelludo, no tienen componentes agresivos para el pelo y brindan los mismos beneficios que los shampoo convencionales que se encuentran en el mercado.

Los shampoo sin sal son ideales para todos los cabellos, no remueven los aceites naturales del pelo y proporcionan los nutrientes necesarios para devolverle a la fibra capilar brillo, suavidad y fuerza. Estos son preferidos por las mujeres con cabellos tratados con productos químicos, maltratados y con keratinas alisadoras.

Shampoo sin sal y la caspa

Los shampoo sin sal ni parabenos resultan ser un aliado perfecto para contrarrestar la presencia de caspa en el cuero cabelludo, minimizar su aparición y mejorar el aspecto del mismo.

La caspa es una condición bastante común en las personas sin importar su clase de cabello, género, edad o raza. Esta dermatitis seborreica como también se le conoce, se manifiesta como una intensa descamación de la piel presente en el cuero cabelludo, algunas veces se presenta con lesiones costrosas y sus causas son multifactoriales.

Los productos sin sal ni sulfatos son ideales porque el exceso de caspa o piel muerta del cuero cabelludo de forma efectiva, limpian de manera profunda y previenen su aparición constante. Las propiedades de estos shampoo sin sales no solo son buenas para eliminar la caspa, también proporcionan otros beneficios útiles para los cabellos con este tipo de problemas.

Shampoo sin sal para cabellos con keratina

Los shampoo sin sales ni sulfatos son recomendados principalmente para los cabellos con keratina. El uso de los shampoo sin sal mantiene por mucho más tiempo el alisado, hidrata y conserva los aceites naturales del pelo.

La sal y los sulfatos contenidos en los productos de limpieza diaria para el cabello tienen efectos abrasivos sobre la keratina, causando su eliminación del cabello y el debilitamiento de la fibra capilar.

¡Escríbenos ahora
mismo!