Si bien la forma del folículo es la encargada de determinar si nuestro cabello será liso o rizado, dependerá de cada persona su cuidado y cómo lo lucirá con la mejor personalidad. No es secreto que los rizos llevan un poco más de atenciones por ser considerado más débil, esto se debe a su propia composición genética, la fibra capilar es más irregular, dejan la melena más vulnerable al maltrato y perdida de nutriente, ya que posee la cutícula capilar más levantada.

A pesar de la “desventaja” de la naturaleza, no hace que su cuidado sea imposible, el cabello con rizos puede lucir radiante, fuerte y vitalizado con un volumen controlado e envidiable. Para lograr la apariencia deseada lo más importante es conocer tu melena, así darle todas las atenciones que este necesita, acorde a los rizos y con muchos nutrientes.

Características de un cabello con rizos

Tener rizos está determinado en la genética de cada persona que posee esta melena abundante y llena de vida, si se le da un correcto cuidado. El cabello con rizos es conocido por su gran versatilidad de peinados que puede tener y la personalidad que le da a las personas que lo llevan. Crespos o lisos, todos debemos conocer más del tipo de cabello para poder tratarlo como merece, las melenas rizadas tienen como características:

  • La elipticidad es la forma de los rizos, se puede ver como un circulo comprimido o elipse. Entre más elipticidad tenga el cabello, esto hará que posea más crespos, por lo cual, se necesitará mayor cuidado.
  • La estructura del cabello rizado tiene mayor espacio que las hebras de los cabellos lisos, debido que se sujetan los unos a los otros, incrementando el volumen y modificando la estructura de la forma.
  • La porosidad del cabello con rizo es más abundante que el liso, por ello, suele ser más vulnerable a hincharse debido a la absorción de las partículas de agua que están en el ambiente.
  • La cutícula capilar del cabello con rizos es levantada, demándate de mayor cantidad de nutrientes, debido que la capacidad de retener las proteínas y vitaminas de la hidratación es reducida.

Tipo de cabello con rizos

Así como existen distintos tipos de melena de forma general, el cabello rizado también es separado según los rizos, aunque estos compartan las características como su capacidad de absorber la húmedas y su necesidad de hidratación, dependiendo de cada rizo las hará más pronunciadas, lo cual causa que cada cabello rizado, según su forma y estructura, tenga un cuidado adecuado.

Cabello ondulado

Su forma puede ser vista como una “S”, este es el más fácil de trabajar y tiene mayor capacidad de absorber los nutrientes que brindan el brillo. A su vez, el cabello ondulado también posee sus propios tipos:

    • Tipo A: las ondas están desde el medio hasta las puntas, mayor brillo. Suele ser fino y con un volumen más bajo
    • Tipo B: Aunque las ondas crecen desde la raíz, pierden su definición con facilidad, asimismo, su capacidad de encresparse es en la zona superior de la cabeza.
    • Tipo C: Son rizos más pronunciados que se forman desde la raíz. Es el más grueso de todos los ondulados. Tiene mayor capacidad de tolerar el calor de las planchas y secadores, así como sus efectos, ya que la forma rizada es fácil de perderse en ellos.

Cabello rizado

Las melenas que tienen este tipo de rizos es más definido y prolongado en el largo del cabello, tienen forma de “S” y su caída es completa desde las raíces hasta las puntas. A pesar de verse porosos, su textura es suave, sin embargo, es el más vulnerable al encrespamiento por efectos de la humedad. El cabello rizado también tiene sus propias categorías según su forma:

    • Tipo A: Los rizos son “S” definidos y elásticos, pero también tienen una mezcla con el tipo ondulado, lo cual hace que sean vulnerables de encresparse en las raíces y su forma se pierda fácilmente, sin embargo, son más manejable y los rizos se pueden recuperar.
    • Tipo B: Su brillo es más reducido, de igual forma su forma de “S” es menos definida. Sin embargo, poseen mayor volumen, además, su textura gruesa y densa. Si se trata como es debido, los rizos no tendrán nada que envidiarle al tipo A.
    • Tipo C: La “S” es mucho más pequeña, lo cual hace que sean mayor la cantidad de rizos, van desde las raíces hasta las puntas. Este tipo es el más gruesos de los cabellos rizados, asimismo, el que más volumen posee. Es vulnerable a encresparse, por ello, requiere un buen cuidado.

Cabello afro

Estas melenas son llamativas y su personalidad es única, de procedencia étnica y defendida por su significado cultura. El afro es parte de los cabellos con rizos, aunque su forma sea más similar a una “Z”. Este tipo de melena tiene mayor porosidad y frágil, lo cual lo hace más vulnerables a esponjar y tender encresparse con facilidad, por ello, sus cuidados son más intensos para una mejor hidratación.

    • Tipo A: Su forma es como “S”, poseen menor humedad y su menor capacidad de protección.
    • Tipo B: Se semeja su forma a una “Z”, tiene escasa humedad y su textura es áspera.
    • Tipo C: No tiene definición en su forma, se encoge un 75%, requiere gran hidratación y es el rizo más áspero.

Recomendación para el cuidado del cabello con rizos

  • Teniendo en cuenta su tipo, el cabello con rizo requiere un trato adecuado. Se debe aplicar productos acordes a cada tipo.
  • Carecer de hidratación, es importante aplicar productos ricos en nutrientes.
  • Utilizar shampoo sin sal, ya que trata las melenas con gentileza y tiene grandes aportes de vitaminas y proteínas.
  • Proteger los rizos de calor, te agradecerán el uso de termoprotectores antes del secado y planchado.
  • Tras el lavado, sécalo con leves presiones para evitar el frizz y que se quiebre.
  • Utiliza mascarillas hidratantes.
  • Masajea el cuero cabelludo al lavarlo, de modo que se estimulen las células productoras de los aceites naturales que brindan hidratación.

¡Escríbenos ahora
mismo!